Veronica Ibarra

El bosque improvisado

Veronica Ibarra

“Go to the edge of the cliff and jump off.
Build your wings on the way down.”

~Ray Bradbury

 

Enfrente de ti hay un bosque frondoso con una vegetación tan tupida que solo puedes ver a unos pocos metros. Quieres adentrarte y explorar, sientes curiosidad por saber que hay más allá, pero no sabes si aventurarte a caminar por donde nunca fuiste.

Ten en cuenta que si fueras por el sendero ya pisado te perderías a la liebre que corre apurada con un reloj en la mano. Si no estuvieras dispuesto a desviarte al oír una catarata nunca vivirías la experiencia de saltar y sumergirte en su espuma.

Sin embargo, si caminas entre los árboles aceptando que no sabes que va a pasar y solo estás atento a lo que te encuentras por el camino, el bosque se vuelve un lugar mágico repleto de descubrimientos.

Esto es freestyle, un espacio de creación lleno de posibilidades infinitas en el que no necesitamos saber que ocurrirá. Nosotros los bailarines de freestyle buscamos la creación nueva e inesperada al bailar pero a menudo no nos sentimos preparados para esa libertad.

La mente te invade con su arsenal de pensamientos saboteadores. Esos pensamientos no son tú, son nubes pasajeras en el cielo, es la mente loca domesticada por la sociedad intentando protegerte del tigre devora-bailarines que no existe.

Si guiado por el miedo decides moverte de una manera planificada matarás la esencia del momento, te alejarás de la verdad al querer controlarla. Y es que todo ocurre en el cambiante momento presente.
La danza, como la vida, es efímera e improvisada.

Porque si de veras te rindes al ahora, siempre diferente porque todo está en cambio constante, viajarás por paisajes nuevos, tú serás un viajero nuevo en continuo crecimiento.

Solo da el primer paso, el segundo se revelará en el camino. Confía en que lo que te vas a encontrar más allá de lo conocido va a ser extraordinario.